Confirman que cadáver hallado en Costa Rica es el de mujer de Miami que había desaparecido

La muerte de una mujer de Miami que había desaparecido en Costa Rica fue confirmada el martes luego de que su cuerpo fue hallado cerca del Airbnb donde se encontraba en San José, dijeron funcionarios del gobierno de ese país.

El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ) identificó el cuerpo como el de Carla Stefaniak, de 36 años, quien desapareció durante sus vacaciones en San José la noche del 27 de noviembre. El cadáver, enterrado y envuelto en plástico, fue hallado el lunes cerca del edificio de apartamentos en el que se hospedaba.

Los investigadores dicen que un guardia de seguridad en el complejo fue detenido a las 11 p.m. del lunes como parte de la investigación por homicidio. El portavoz del gobierno de Costa Rica, Walter Espinoza, dijo que el guardia fue identificado como Bismarck Espinosa Martínez, de 32 años, un nicaragüense que emigró a Costa Rica en junio. Según OIJ, Martínez se convirtió en el principal sospechoso después de que dio a las autoridades informes contradictorios.

Según las autoridades, los investigadores allanaron su apartamento, el # 7, que estaba al lado del apartamento donde se alojaba Stefaniak, el # 8.

“En su apartamento encontramos sangre”, dijo Espinosa. “A trescientos metros de distancia encontramos su cuerpo”.

Los resultados de la autopsia mostraron que Stefaniak murió por lesiones en el “cuello, cabeza y extremidades”, y también que resultó herida con un arma, dijo Espinosa. Señaló que el caso aún está bajo investigación y que el FBI también está investigando.

Stefaniak, que trabajaba en una agencia de seguros de Dania Beach, estaba celebrando su cumpleaños en Costa Rica con su cuñada, April Burton. Se suponía que Stefaniak debía abordar un avión de regreso a Miami el 28 de noviembre, pero nunca lo hizo.

Desde su desaparición, miles de personas se reunieron en las redes sociales para ayudarla a encontrarla y comenzó a circular el hashtag #FindingCarla.

Familiares y los amigos de Stefaniak, que viven en Tampa, no habían tenido noticias de ella después que les envió un mensaje de texto desde donde alquilaba un Airbnb el martes por la noche. La cuñada de Stefaniak había regresado a Florida el día anterior.

“Stefaniak dejó a Burton en el aeropuerto de San José el 27 de noviembre y devolvió el auto de alquiler. Stefaniak luego tomó un Uber para ir al Airbnb a unos 30 minutos del aeropuerto”, dijo Katie Gardner, la portavoz de la familia. “El mismo conductor de Uber llevó a Stefaniak a ver la ciudad y a ir de compras”.

Según Gardner, Stefaniak envió mensajes de texto a su familia con actualizaciones y fotos esa tarde. El último texto de Stefaniak llegó alrededor de las 8 p.m.

“A la medianoche, hora del Este, Burton le envió un mensaje de texto a Stefaniak para desearle un feliz cumpleaños, pero no recibió respuesta”, dijo Gardner.

“Al día siguiente, Burton recibió una llamada de un amigo que dijo que Stefaniak no había respondido ningún mensaje o felicitación por su cumpleaños. Alarmados, descubrieron que Stefaniak nunca había abordado el vuelo de regreso a casa, que estaba programado para salir alrededor de la 1 p.m. el 28 de noviembre.

El padre y el hermano de Stefaniak viajaron a Costa Rica e intentaron ver el cuerpo en la morgue, pero las autoridades de ese país les han impedido verlo, según Laura Jaime, una amiga cercana de Stefaniak.

Stefaniak emigró a Tampa desde Venezuela en el 2000 y se mudó a Miami en el 2012.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *