George H. W. Bush sepultado en Texas junto a su esposa Barbara y su hija Robin

La familia y amigos más cercanos del expresidente George H.W. Bush acompañaron este jueves los restos del patriarca de los Bush a los terrenos de la Biblioteca y el Museo Presidencial George H.W. Bush, en College Station, Texas, donde fue sepultado junto a su esposa Barbara Bush, y su pequeña hija Robin, que murió a los 3 años de edad.

El expresidente falleció el sábado 1 de diciembre a los 94 años.

La ceremonia terminó alrededor de las 5:25 p.m (hora local) y la familia Bush se retiró poco después, informó la Universidad Texas A&M, donde está la Biblioteca.

Antes del servicio privado, hubo un tributo especial con el vuelo rasante de 21 aviones militares sobre los cielos de Texas, haciendo la formación “el hombre perdido”.

El último día de conmemoración de la vida de George H.W. Bush comenzó en la Iglesia episcopal de San Martín, en Houston, Texas, donde se le hicieron los últimos honores antes de su entierro, luego de tres días de ceremonias que comenzaron en Washington e incluyeron elogios, salvas de cañones y tierno humor.

Alrededor de las 10 de la mañana (hora local), una guardia de honor conjunta de servicios de las fuerzas armadas ingresó el féretro del expresidente a la iglesia para la ceremonia, que comenzó con una versión de “The Star-Spangled Banner”, interpretado por el coro de la Iglesia de San Martín.

Seguidamente, el exsecretario de Estado James A. Baker, gran amigo del difunto presidente, se disculpó por elogiar a Bush, algo que dijo, molestaba al ex presidente.

Baker se dirigió a él como “Jefe” y señaló que fue un presidente con el valor de un guerrero, pero con el valor aún mayor de un pacifista: “Comprendió que la humildad era el mejor camino de un adversario para llegar a la paz y a la reconciliación”, dijo.

“Para millones y millones en el planeta, el mundo se convirtió en un mejor lugar porque George Bush ocupó la Casa Blanca durante cuatro años de mandato”, agregó.

“Nuestra gloria, George, fue tenerte a ti como presidente y como amigo”, terminó diciendo con la voz entre cortada.

También resaltó la importancia de la familia en la vida de su amigo, lo cual se vio reflejado en la ceremonia con las palabras de George Prescott Bush, el mayor de los 17 nietos del expresidente, y la intervención de sus nietas, que leyeron pasajes del Evangelio.

​Los principales tributos del expresidente y abuelo fueron la decencia y la humildad, afirmó el nieto de George H.W. Bush. Recordó los momentos en que se acercaban a él, mientras leía su diario y resaltó lo grande que era para su familia.

Sin duda, dijo, estaba muy orgulloso de EE.UU. y resaltó su don de servicio: “En nuestros momentos juntos, siempre veía su bondad. Dejó un legado simple a sus hijos, nietos y a este país: el servicio. Decía que cumplir una vida no se puede lograr sin el servicio a los demás”.

Esta cualidad también fue resaltada por el reverendo Russell Levenson: “Hemos perdido más que un líder. Él, como su esposa Barbara, tenía esa habilidad singular de hacerte sentir que eras su mejor amigo. Lo hacía con encanto y humildad”.

La ceremonia también incluyó la presentación de la agrupación musical de música country Oak Ridge Boys, cumpliendo la promesa a Bush de interpretar en su funeral el tema, “Amazing Grace”.

En la tarde del jueves, durante la ceremonia de inicio de Hanukkah en la Casa Blanca, el presidente Donal Trump, quien asistió al funeral de estado con su esposa el miércoles, aseguró que el servicio fue un “hermoso tributo” a una vida extraordinaria.

Trump afirmó que Bush era un “hombre maravilloso” y un “amado patriota estadounidense”.

Los comentarios de Trump coincidieron con la partida del féretro desde la iglesia, junto con la familia, hacia la estación de trenes de Texas, donde una locomotora especialmente preparada para el día y nombrada en honor del expresidente “Union Pacific 4141”, condujo al cortejo fúnebre hasta la biblioteca presidencial George H.W. Bush en College Station, sede de la Universidad Texas A&M.

A lo largo del recorrido del tren, personas se acercaron para despedir a George Bush padre, algunas portaban banderas estadounidenses; incluso aclamaron y aplaudieron, mientras la locomotora pasaba en su viaje de aproximadamente 70 millas (115 kilómetros), desde el suburbio de Spring en Houston hasta el College Station.

Amigos y familiares cercanos de Bush, incluido el ex presidente George W. Bush, también viajaron en la locomotora azul y gris, pintada de manera similar al Air Force One.

Al llegar a la parada final, cadetes militares de la Universidad Texas A&M rindieron honor al féretro del expresidente, mientras era trasladado, de nuevo, en una carroza fúnebre.

Union Pacific construyó la locomotora en honor de Bush y la inauguró cerca de su biblioteca presidencial como parte de una exposición en 2005.

El tren, conformado por 2 locomotoras y 11 vagones tenía planeado salir alrededor de las 1:15 p.m.(hora local) el jueves y llegar a College Station unas dos horas y media después.

“Nos moveremos a una velocidad bastante modesta”, dijo a National Public Radio, Brenda Mainwaring, vicepresidenta adjunta de asuntos públicos de Union Pacific.

“Queremos asegurarnos de que las personas que se tomaron el tiempo de alinearse en la ruta para presentar sus respetos tengan la oportunidad de hacerlo”, señaló.

El tren tiene el sello presidencial, las palabras “George Bush 41 Presidential Library and Museum” impresas al costado y está pintado como el avión presidencial, Air Force One.

Según un tuit de la reportera de ABC @cheyennehaslett, el ingeniero y conductor al mando del tren funerario presidencial, quienes han estado en Union Pacific por más de diez años, fueron especialmente seleccionados para este servicio. Ambos pertenecieron a la Armada de Estados Unidos.

Fuente: La voz de América/Redaccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *