Gobernador Rosselló homenajeó a víctimas de Huracán María

El aniversario del azote del huracán María fue recordado hoy en una ceremonia oficial efectuada en el patio del Castillo de San Cristóbal en el Viejo San Juan, bajo banderas ondeando a media asta en memoria de las 2,795 personas que murieron como consecuencia de la devastación que ocasionó el fenómeno atmosférico.

El acto comenzó con la reproducción del llamado de último momento que hiciera el gobernador Ricardo Rosselló, alertando sobre el peligro inminente a que se exponía Puerto Rico, poco antes que los feroces vientos cortaran la energía y las comunicaciones.

Posteriormente, el secretario del Departamento de Estado, Luis Rivera Marín, y la comisionada residente en Washington, D.C., Jenniffer González, hablaron a nombre de las autoridades, recordando los daños causados por el ciclón y los posteriores esfuerzos de recuperación, resaltando la ayuda que ha recibido la Isla de un sinnúmero de entidades y personas, así como los fondos asignados por el gobierno federal para la recuperación y rehabilitación.

González también destacó el espíritu de resistencia y la solidaridad mostrados por la gente luego de la tragedia.

La actividad contó con la participación del coro juvenil 100 X 35 que interpretó, entre otros temas, una versión de “Aleluya”. El niño corozaleño Julián Martin elevó una oración al Todopoderoso, agradeciendo sus bendiciones.

Asimismo, varios líderes religiosos de diversas creencias ofrecieron palabras de consuelo y esperanza, entre anécdotas de vivencias relacionadas al huracán y reiteradas alabanzas a Dios.

Los cantantes Claudina Brinn, Samuel Hernández, Abraham y Naiz interpretaron temas agradeciendo a Dios, y resaltando a Puerto Rico y la capacidad de levantarse de los boricuas.

Las palabras de cierre del homenaje estuvieron a cargo del gobernador Rosselló, quien pronunció un emotivo discurso, en el que recordó “un día como hoy, hace un año, la fuerza de la naturaleza nos puso a prueba”, y pidió honrar la memoria de los fallecidos, además de continuar trabajando juntos para sacar a Puerto Rico adelante.

“Hoy nos reunimos para elevar una oración por todas las hermanas y los hermanos puertorriqueños que fallecieron como consecuencia del huracán María. A las familias de cada uno de ellos les expreso la solidaridad de todo Puerto Rico. Como pueblo, tenemos el deber y el derecho a que se respete ese espacio para despedirnos de todos los fallecidos con la dignidad y el respeto que esta tragedia representa”, reflexionó el Gobernador, insistiendo en que “el mejor homenaje que podemos hacerles a estos hermanos que hemos perdido es construir un mejor Puerto Rico para sus hijos, para sus nietos, para sus familias”.

El mandatario confesó que “no he sentido una experiencia más desgarradora que ver el sufrimiento profundo de nuestro pueblo”.

Afirmó, no obstante, que, pese al trauma y el dolor, salió a flote “la tenacidad y la perseverancia del puertorriqueño”.

Rosselló agregó que, en el aniversario de María, todos debíamos preguntarnos cuál era la lección de lo ocurrido.

“No podemos subestimar el poder de la naturaleza. Debemos valorar toda la vida, nuestro medio ambiente, cuidar de Puerto Rico y ser solidarios con los más vulnerables. Así somos los puertorriqueños, hospitalarios, alegres, trabajadores y honrados. Que el mundo nos conozca por la valía de nuestro pueblo”, opinó.

Rosselló insistió en que con el reto que tiene la Isla por

delante, también llega la oportunidad de construir juntos “un mejor Puerto Rico, mejor planificado, adecuado a los tiempos, con más seguridad para enfrentar los riesgos de

la naturaleza”.

Además, tomó un instante para agradecer a todas las personas y entidades que ayudaron luego del huracán.

“Qué Dios continúe bendiciendo a cada familia puertorriqueña y nos ilumine en la tarea que tenemos por delante. Es momento de recordar, pero también de construir”, indicó el gobernador Ricardo Rosselló.

Fuente: Primera Hora.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *