Informe: 50% las familias en Florida Central no puede cubrir necesidades básicas

as familias trabajadoras de Florida Central continúan luchando para salir adelante, en especial para poder costear los gastos básicos de vida, esto según un nuevo informe de Heart of Florida United Way (HFUW, siglas en inglés) conocido como ALICE (Asset Limited, Income Constrained, Employed).

HFUW anunció que más de 350,000 hogares en Florida Central luchan para cubrir sus necesidades básicas como vivienda, alimentos, transporte, atención médica y cuidado de niños. En todo el estado, el 46 por ciento de los hogares enfrentan los mismos desafíos financieros, según el informe.

Entre 2010 y 2016, estadísticas demuestran que en Florida Central la cantidad de trabajadores de bajos ingresos que luchan por cubrir lo esencial aumentó aproximadamente un 1.1 por ciento. “Uno de los problemas es que las personas tienen empleos, pero no les pagan lo suficiente como para poder costear sus necesidades básicas. Esto lo que hace es que terminan viviendo bajo pobreza”, dijo Delitza Fernández, coordinadora de proyecto de HFUW.

Además, el informe documenta el estado de las personas en el estado de Florida que, a pesar de ocupar puestos de trabajo, tienen pocos o ningún ahorro y están a una emergencia de caer en la pobreza. “Siempre se recomienda tener al menos tres meses de salario ahorrado en caso de que algo pase”, señaló Fernández. Sin embargo, los altos costos de vida no permiten que las personas puedan hacer ese tipo de ajuste. “Así lo confirmó Ana Itza Soler, de 48 años y desplazada a Florida tras el paso del huracán María por Puerto Rico.

De izquierda a derecha, Abimael Avilés Batista, Anaitza Soler, Alan Cepeda, Naed Paris, y Natasha Cepeda, a las afueras del Centro de Bienvenida en el Aeropuerto Internacional de Orlando. Foto tomada en diciembre 7 de 20107. (Ricardo Ramirez Buxeda / Orlando Sentinel)

“Llegué con la ropa que tenía puesta y una maleta de ilusiones”, confesó en entrevista con El Sentinel. “En Puerto Rico lo perdimos todo. Éramos dueños de negocio y no pudimos continuar”, reveló. Soler llegó a Florida motivada tras escuchar en en el Estado del Sol se le estaba brindando ayuda a los puertorriqueños.

“Fuimos al aeropuerto y dormimos allí cuando llegamos. Al otro día pasé a una de las mesas, pero me dijeron que la prioridad era para familias con niños. Sin embargo, United Way ha sido una bendición para nosotros”.

Soler llegó junto a su esposo, Abimael Avilés y lograron conseguir cinco días en un motel cercano auspiciado por HFUW. Ahí Soler no dudó en ofrecerse para trabajar. Y así consiguió trabajo haciendo las habitaciones. De ahí llenaron todos los papeles de FEMA y lograron moverse a otro hotel donde también pudo conseguir un trabajo temporero y poco a poco se movió.

Soler y su familia son considerados como pertenecientes al gupo ALICE que incluye desde individuos solteros hasta familias grandes cuyos integrantes tienen uno o más trabajos de tiempo completo y ganan lo suficiente como para estar por encima del Nivel Federal de Pobreza, pero aún encuentran poder vivir sin estar cheque a cheque.

“Yo hago lo que tenga que hacer con tal de poder salir hacia adelante. La vida se trata de cómo uno la mire y el ánimo que le pongas a lo que haces”, dijo Soler cuyo esposo tomó un trabajo de construcción de 60 horas a la semana en el I-4 Ultimate Project. Estos se mudaron a una casa móvil por $1,000 al mes y comenzaron a ahorrar.

“Cuando pensábamos que todo nos iba bien, de repente a mi esposo le dio un ataque al corazón y nos quedamos solo con un sueldo, el mío, el que es el más bajo”, dijo Soler. HFUW los volvió a ayudar con el pago de renta en lo que lograron estabilizarse nuevamente.

La investigación halla que en los condados de Orange, Osceola, Seminole y Lake, esas familias financieramente frágiles sumaban más de 406,000 en 2016.

En el Condado de Orange, por ejemplo, una familia de cuatro personas que gana entre $24,300 (el nivel federal de pobreza) y $55,200 (el presupuesto mínimo de supervivencia del hogar) calificaría como ALICE. El 47 por ciento de los hogares del Condado de Orange son ALICE o están por debajo del nivel de pobreza, en comparación con el 39 por ciento en el Condado de Seminole, el 57 por ciento en el Condado de Osceola y el 46 por ciento en todo el estado.

“Lo que me llamó la atención es que, desde que finalizó esta última recesión [oficialmente en 2009], observamos prácticamente cualquier indicador económico y estamos mejorando”, dijo Jeff Hayward, presidente y director ejecutivo de HFUW. “Puedes pintar una imagen bastante rosada y, sin embargo, no alcanzó a estas personas. Los números son simplemente abrumadores”, añadió.

De hecho, según el informe, al menos el 47 por ciento de los floridanos no tienen dinero reservado para cubrir los gastos durante tres meses en caso de enfermedad o pérdida de empleo. La razón: el 67 por ciento de los empleos del estado pagan menos de $ 20 por hora, y casi tres cuartos de los que pagan menos de $ 15 por hora.

La semana pasada, el gobernador Ron DeSantis lanzó un presupuesto que mantiene intacto el fondo Sadowski, un fideicomiso estatal de vivienda asequible que históricamente había sido allanado por los legisladores para cubrir otras prioridades presupuestarias.

La crisis de vivienda asequible continúa agravando la estabilidad de ALICE, dice el informe que establece además que existe un déficit de más de 309,000 unidades de vivienda asequible en todo el estado.

Fuente: El Sentinel.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *