Líderes religiosos de EEUU exigen al Congreso frenar aumento de fondos contra inmigrantes

El Congreso se ha dado un respiro de dos semanas para retomar el debate sobre el presupuesto federal y, aprovechando ese paréntesis, más de 800 líderes religiosos instaron este a los legisladores a que no aumenten los fondos para la ampliación de los centros de detención y las deportaciones.

En una carta entregada en el Congreso, los activistas y líderes religiosos destacaron la urgencia de ayudar a los migrantes, miles de cuales formaron parte de una caravana que ahora se encuentra varada en México a la espera de que el Departamento de Seguridad Nacional les permita ingresar al país y solicitar asilo.

En la carta dirigida a los principales líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso, los activistas agrupados bajo la red “Fe en Acción”, pidieron frenar la retórica y políticas que no sólo “satanizan y deshumanizan” a los migrantes sino que también incitan la violencia.

Además de frenar esa retórica, la misiva también pide que el Congreso reduzca los fondos para el DHS, en concreto para la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), y la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), y publique los comentarios sobre los cambios en ciernes respecto a la política de “carga pública” dentro del proceso migratorio.

La supresión de fondos para el DHS al menos disminuirá los esfuerzos para la militarización de la frontera sur, que causan daños sociales y ambientales, y exigirá la rendición de cuentas a las agencias que “están traumatizando a las familias y comunidades en todo nuestro país”, dijeron en la misiva.

“La posibilidad de dar más fondos a agencias responsables por la vergonzosa separación de familias es inadmisible. En vez de eso, les pedimos que recorten sus fondos para asegurar de que habrá una reducción en el número de agentes de inmigración, en el número de camas disponibles para detener a inmigrantes indocumentados, y ningún fondo adicional para el muro fronterizo”, precisaron los activistas.

Por otra parte, los líderes religiosos también reiteraron su preocupación por la inacción del Congreso para atender la situación de decenas de miles de inmigrantes amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 y el “Estatus de Protección Temporal” (TPS), en el marco de una reforma migratoria.

En paralelo a la carta, más de 5,000 personas han firmado un documento de solidaridad con los solicitantes de asilo en la frontera sur, que en las últimas semanas han acaparado titulares por las medidas de represión del gobierno en su contra.

El uso de gases lacrimógenos para dispersar a migrantes que intentaban irrumpir por la frontera generó duras críticas de grupos cívicos y humanitarios, y ha puesto a la Administración Trump a la defensiva.

Aunque el Congreso tenía hasta el próximo viernes para aprobar fondos y evitar un cierre parcial del gobierno, los legisladores aprobaron una resolución de fondos de emergencia y postergaron hasta el próximo 21 de diciembre el debate.

Las negociaciones han estado marcadas por luchas partidistas en torno al prometido muro fronterizo del presidente Donald Trump.

Trump ha dicho que está dispuesto a provocar un cierre del gobierno si el Congreso no le aprueba $5,000 millones para el muro fronterizo.

El fallecimiento del expresidente George H. W. Bush, y el funeral de Estado en su honor esta semana, han dado un breve respiro en las negociaciones.

El nuevo plazo del próximo 21 de diciembre para lograr un acuerdo sobre los gastos sólo aumenta las tensiones entre ambos partidos.

Fuente: La Opinión.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *