Republicana dice que el Partido pagará la factura por confirmar a Kavanaugh

Rosario Marín, la republicana ex tesorera de los Estados Unidos bajo la presidencia de George Bush, dijo que los republicanos pagarán la factura por confirmar al juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de los Estados Unidos.

“Van a pagar una factura muy alta en esta elección de noviembre y en las que vienen, por no apoyar a las mujeres víctimas de abuso y asalto sexual”, sentenció.

“Como una mujer que sufrí abuso sexual, siempre le voy a creer a la víctima. Sabemos de gente que puede haber mentido, pero esos son casos extremos”, dijo durante una entrevista con La Opinión.

Marín fue víctima de abuso sexual a los cinco años de edad, y no dijo nada durante dos décadas. Ni siquiera lo mencionó durante la investigación que le hizo el FBI en 2001 para confirmarla como tesorera.

Su propia experiencia como víctima de abuso sexual en su infancia, hizo que la ex tesorera no dudara en creer y apoyar a la doctora Christine Blasey Ford quien acusó de intento de violación al juez Kavanaugh en hechos ocurridos en 1982.

Señaló que la doctora tenía mucho que perder al denunciar públicamente, pero aún así tomó el riesgo.

“Ella no tenía razón alguna para inventar algo así. Eso no es divertido ni representa un camino para una mejor vida. Es algo muy doloroso. Ella vivió por muchos años con esos sentimientos atroces, y el trauma afectó incluso su matrimonio. ¿Por qué se iba a ponerse en una situación tan torturadora si lo que decía no era verdad?, cuestionó.

A Kavanaugh no lo conoce, pero le reconoció intelecto y experiencia. Sin embargo, consideró que cometió un grave error al mentirle al Senado. “Independientemente de las acusaciones de abuso sexual, está visto que no puede controlar sus emociones, lo demostró durante su comparecencia”, enfatizó.

Marín dijo que el juez llegará ensombrecido al Tribunal Supremo. “Su confirmación muestra un desprecio hacia las mujeres violadas y abusadas sexualmente. Es un mensaje fuerte y duro contra la mujer”, enfatizó.

Comentó que las investigaciones previas que le hicieron para otras seis posiciones, no tienen validez puesto que no habían existido antes las acusaciones de abuso sexual.

“Está claro que las posiciones para la Corte Suprema siempre van a ser partidistas porque son de por vida. Estamos hablando de que Kavanaugh pudiera estar hasta 40 años en la Corte Suprema. Y la pelea cada vez que se va a escoger a un ministro de la Corte es la de siempre. Solo que esta vez, como nunca antes al poner a Kavanaugh , se manda a la nación un mensaje en contra de las mujeres abusadas sexualmente y eso es muy preocupante”, destacó.

La primera tesorera de EE UU nacida fuera del país, dijo que el partido republicano perdió una oportunidad al haberse empecinado es poner al juez conservador Kavanaugh en la Corte Suprema. “No está calificado para el puesto por las acusaciones en su contra y no sabe controlar su temperamento”, recalcó.

Fuente: La Opinión.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *