Trump implora a republicanos ayudar a preservar las victorias “frágiles” del partido

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se embarcó el lunes en una gira por tres estados del Medio Oeste, con mítines en Ohio, Indiana y Missouri, a menos de 24 horas de las cruciales elecciones de mitad de periodo.

Trump tiene una estrategia clara: impulsar la participación republicana pintando una visión oscura y apocalíptica de la vida en Estados Unidos bajo los demócratas, al tiempo que aviva los temores sobre la inmigración ilegal, y describe a sus rivales como una “mafia” enojada, liberal y peligrosa, mientras juega con el buen estado de la economía.

En su discurso al cierre de una campaña de mitad de período definida por su retórica de carga racial, movimientos de línea dura contra la inmigración y propuestas de política de dispersión, el presidente imploró a los votantes que ayuden a preservar las victorias “frágiles” del partido republicano, que podrían ser borradas por los demócratas.

“Todo es frágil. Todo lo que mencioné, los demócratas pueden deshacerlo y cambiarlo si entran”, dijo Trump a sus partidarios en un “ayuntamiento” telefónico organizado por su campaña de reelección. “Ven cómo se han comportado. Ven lo que está pasando. Realmente se han radicalizado”.

Trump pasó el último día de campaña en Ohio, el campo de batalla presidencial perenne, con más paradas planeadas en Indiana y Missouri. Faltando horas para que se cerraran las urnas, endureció su retórica sobre la inmigración ilegal y lanzó ataques contra los demócratas.

En un tuit el lunes, advirtió que la policía estaba “fuertemente notificada para vigilar de cerca cualquier VOTO ILEGAL que pueda tener lugar en las elecciones del martes (o votación anticipada)”.

Trump ha afirmado falsamente que se emitieron millones de votos ilegales en 2016, privándole de una victoria en el voto popular, y ha despertado preocupaciones, sin proporcionar evidencia, de un voto fraudulento masivo.

En Cleveland, Ohio, el presidente Donald Trump, advirtió a los votantes en un mitin electoral sobre una caravana de migrantes que se dirige a la frontera con México y sobre una “mafia” demócrata dispuesta a dividir a los estadounidenses.

Dijo que “la plataforma demócrata es un edicto de fronteras abiertas del socialismo de 2018. Los demócratas están invitando a una caravana tras otra. ¿No es eso bueno?… De extranjeros ilegales que inundan nuestro país y abruman a sus comunidades. Eso es lo que está pasando. ¿Vieron las fotos? Y tratan de minimizarlas, como si no fueran tantos. Ya sabes, estás mirando un puente con miles y miles… Estamos construyendo el muro. No, estamos construyendo el muro, no se preocupen”.

Y agregó: “¿Crees que estamos dejando que la caravana entre en este país? Pueden olvidarlo. Pero los demócratas quieren abolir ICE. Quieren que Estados Unidos sea una ciudad, un santuario gigante para los narcotraficantes, depredadores y asesinos del MS-13 sedientos de sangre. Los republicanos creen que Estados Unidos debe ser un santuario para los estadounidenses que respetan la ley, no para extranjeros criminales”.

“Los demócratas producen turbas. Los republicanos producen empleos”, dijo Trump en Cleveland, repitiendo una línea familiar de sus mítines.

También invitó a sus votantes a “enviar un mensaje a la mafia demócrata” con el voto, para evitar dividir la nación. Una manera, enfatizó, de detener la resistencia radical.

En Cleveland, se encontró con el fiscal general de Ohio, Mike DeWine, el candidato republicano a gobernador. Allí atacó al oponente demócrata de DeWine, Richard Cordray, a quien declaró “una mala persona” que “ha lastimado a mucha gente”.

Su hija, Ivanka Trump, quien también es asesora principal de la Casa Blanca, rara vez aparece en la campaña, pero viajó con el presidente Donald Trump para el mitin de Cleveland, el lunes.

El presidente Donald Trump con su hija Ivanka Trump durante un mitin de campaña en el Centro IX, en Cleveland, el lunes 5 de noviembre de 2018.
El presidente Donald Trump con su hija Ivanka Trump durante un mitin de campaña en el Centro IX, en Cleveland, el lunes 5 de noviembre de 2018.
Trump hizo la segunda de sus últimas tres paradas de campaña el lunes frente a una multitud ruidosa en Fort Wayne, Indiana.

Su hija Ivanka también estuvo junto al presidente en en Fort Wayne, en Indiana. Trump invitó a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, y a la consejera Kellyanne Conway al escenario también para hablar.

Sanders abrió bromeando contra los medios de comunicación y diciendo que no estaba acostumbrada a dirigirse a una multitud amistosa.

Por su parte, Trump dijo que “un voto para los republicanos es un voto para continuar nuestra extraordinaria prosperidad”. Agregó que: “Un voto para los demócratas es un voto para hacer que este auge económico se derrumbe muy rápidamente”.

El presidente declaró también que una victoria demócrata produciría “una pesadilla socialista”.

Trump estuvo en Indiana para respaldar al representante republicano del Senado Mike Braun, quien está desafiando al senador demócrata Joe Donnelly.

El presidente fue interrumpido varias veces por manifestantes durante su mitin de Indiana. En tres ocasiones, comenzaron a gritar en su contra, solo para ser ahogados por una multitud de partidarios de Trump en un coliseo del centro de Fort Wayne.

Los manifestantes fueron escoltados fuera del lugar y Trump le dijo a uno de ellos: “fuera a casa con mamá”.​

Por otro lado, Trump escribió un artículo de opinión en el sitio web de Fox News, en el que invita a los votantes a mantener a los republicanos en el poder para que la economía siga creciendo.

Trump escribe que “Estados Unidos enfrenta una elección crítica” en las elecciones de mitad de período el martes y afirma que, si los demócratas ganan el control del Congreso, “llevarán una bola gigante de demolición a su economía y su futuro”.

Fuente Agencias AP y Reuters.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *