Red Sox mandaron a buscar a “Big Papi” en aeroambulancia y ya está en Boston

David Ortiz salió ayer lunes en la tarde de su natal República Dominicana, a bordo de un avión-ambulancia con destino a Boston, un día después de que el ex toletero de los Medias Rojas fue emboscado por un hombre que le dio un tiro en un bar, informaron las autoridades.

El deportista retirado de 43 años se encontraba estable en la unidad de terapia intensiva de una clínica en Santo Domingo, donde los médicos le extirparon la vesícula y parte de los intestinos, informó Leo López, portavoz de Ortiz.

López, dijo que el hígado del toletero también resultó lesionado por el ataque del domingo.

Fuerte jonronero con una sonrisa compradora, Ortiz, de 43 años, es idolatrado en la República Dominicana y en Boston, donde guio a los Medias Rojas a tres títulos de la Serie Mundial. Fue elegido al Juego de Estrellas en 10 ocasiones y totalizó 541 cuadrangulares.

Decenas de fanáticos se allegaron al hospital de la capital dominicana donde estaba internado Ortiz por la mañana, y la policía debió dispersarlos porque paraban el tráfico.

En Estados Unidos miles rezaron por que se mejore y le enviaron buenos deseos.

El receptor estelar de los Patriots de Nueva Inglaterra Julian Edelman se sumó a una cantidad de deportistas que se solidarizaron con Ortiz a través de las redes sociales.

“Papi, toda Nueva Inglaterra está contigo”, escribió Edelman en Instagram.

Los Medias Rojas ofrecieron a Ortiz “todos los recursos disponibles” y enviaron una aeronave para trasladarlo a Boston.

El director de la policía nacional Ney Aldrin Bautista Almonte dijo que Ortiz se encontraba en el Dial Bar and Lounge de Santo Domingo a las 8:50 de la noche cuando un individuo se le acercó por detrás y le pegó un tiro a quemarropa. Fue llevado a la clínica Abel González, donde fue operado.

El individuo que conducía una motocicleta que transportaba al agresor fue capturado por la gente del bar, que le dio una paliza, y la policía estaba esperando que se repusiese de sus lesiones para interrogarlo, señalaron las autoridades.

Añadieron que tratan de determinar si Ortiz o una persona que lo acompañaba fue el blanco del ataque.

Eliezer Salvador, quien se encontraba en el bar, dijo que el pistolero no dijo nada, solo se acercó e hizo un disparo.

Salvador fue quien llevó a Ortiz al hospital y declaró a la prensa que tuvo una breve conversación con el pelotero en el auto y que lo instó a que mantuviese la calma y respirase.

“¿Tienes problemas con alguien?”, le preguntó a Ortiz. “No mi hermano, nunca le hice mal a nadie”, le respondió el exbeisbolista.

Fuente: Agencia AP

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *