Estudio pronostica desaceleración de la economía mundial

El año 2019 se caracterizará por una desaceleración de la economía global, un ajuste que será no obstante suave y ordenado, según el Informe “Panorama económico y sectorial 2019” elaborado por el Servicio de Estudios de MAPFRE.

De acuerdo con el estudio, la economía global crecerá este año el 3,3%, los mercados desarrollados por debajo del 2% y los emergentes, entre el 4% y el 5%.

Asimismo, indicaron que el cierre de 2018 marca el inicio de “la senda de desaceleración gradual” que se anticipó desde finales del año 2017, explicó el director de Análisis Macroeconómico y Financiero del Servicio de Estudios, Gonzalo de Cadenas-Santiago.

Entre los síntomas de desaceleración que detecta el informe, destacan la reducción de la prima temporal en las curvas de interés de los países desarrollados; los retos que enfrentan las cuentas financieras y los balances de los agentes del sector corporativo, el elevado endeudamiento del sector público en el mundo desarrollado, la exuberancia en el precio de determinados activos, o las distorsiones en la gobernanza económica global.

La desaceleración cíclica es un hecho”, explicó De Cadenas-Santiago. “El desarrollo de los indicadores económicos globales, la corrección bursátil vivida desde mediados de año, la reducción de los beneficios corporativos y -muy especialmente- la corrección global de flujos comerciales y de Inversión Extranjera Directa dan cuenta de ello. Todos ellos son síntomas del cambio, palpable ya en el comercio, en la inversión y en las expectativas globales”, agregó.

ESCENARIOS DE RIESGO

Los riesgos latentes avisados hace un año no sólo continúan sino que en algunos casos han cobrado mayor probabilidad. Aunque el foco inmediato acerca de los peligros de la gobernanza económica global se centra en la guerra comercial y sus efectos en la actividad, el mayor riesgo que detecta el informe está relacionado con la presión que puedan recibir las instituciones por una agenda política o de mercado.

El caso más significativo es la presión que se cierne sobre la Reserva Federal. Según el informe, un error de política monetaria en Estados Unidos ante un repunte eventual de la volatilidad o del precio del petróleo podría ser el detonante del escenario alternativo de riesgo.

Fuente: Metro Puerto Rico.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *