Gobernador Rosselló promete luchar para evitar recortes de fondos a pensionados

El gobernador Ricardo Rosselló se opuso al “ataque injustificado” que la Junta de Supervisión Fiscal intentará imponer sobre los pensionados del país y lo calificó como una acción “ideológica e innecesaria”.

Es por eso que pidió una unión del pueblo boricua y de los partidos para confrontar los posibles recortes a una de las poblaciones más vulnerables.  

“Ante el abuso de la Junta a nuestro pueblo, deseo convocar a todos los sectores de nuestra sociedad, incluyendo a los partidos políticos a unirse a las acciones que estaré tomando en defensa de los pensionados de Puerto Rico. Acudiré a todos los foros que sean necesarios para demostrar que ese golpe no se justifica. No descarto ninguna acción en defensa de nuestros pensionados”, indicó Rosselló.

Sin embargo, no detalló cuáles serán esas acciones que, asegura, tomará.

Según el primer ejecutivo, su administración ya tomó las medidas necesarias para subsanar el sistema de pensiones de Puerto Rico. Proyecto que, de imponerse los recortes del ente federal, se creará una “crisis”.

“Más de 70,000 pensionados reciben $1,000 mensual o menos… ¿Quién puede pretender que estos pensionados vivan con menos? Muchos ya sufren haciendo arreglos para pagar sus medicinas, comida, casa, luz y agua”, sostuvo.

Rosselló atribuyó parte del estatus actual de los pensionados a la administración pasada, a quien le imputó un recorte de beneficios como la aportación al plan médico y el bono de verano y Navidad. Aunque, no indicó si su administración reinstalaría estos beneficios.

“Para el 2017 el Sistema de Retiro no tenía fondos para pagarle a los pensionados”, indicó.

Y es que la Junta de Supervisión Fiscal dejará que la jueza Laura Taylor Swain decida el destino de aproximadamente 326,000 servidores públicos jubilados y activos, reseñó hoy El Nuevo Día.

El recorte en las pensiones fluctuará entre cero y una cuarta parte del cheque mensual.

Esto significa que, un empleado público con una pensión mensual de $775 podría dejar de recibir unos $75 al mes, lo que equivale a $900 al año, según documentación del ente federal impuesto por el Congreso.

De acuerdo a la directora ejecutiva de la Junta federal, Natalie Jaresko, el gobierno de Ricardo Rosselló –que se ha negado a la reducción de las pensiones y el bono de Navidad– tendría que acatar la orden de la jueza si le da el visto bueno a la reforma.

Sin embargo, si Swain lo deniega, Jaresko proyectó que el País volvería al mismo lugar que se encontraba cuando se firmó la Ley Promesa.

Fuente: Primera Hora.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *