Guaidó asegura que Iván Simonovis emblemático preso político fue “liberado” de su arresto domiciliario

Iván Simonovis, uno de los jefes policiales apresados en Venezuela a raíz del breve golpe de Estado contra Hugo Chávez de abril de 2002, evadió este jueves su arresto domiciliario y se encuentra en paradero desconocido.

Simonovis estaba detenido desde 2004 y, en 2009, fue sentenciado a 30 años de prisión por su participación en los sucesos de abril de 2002, en los que murieron una veintena de personas.

Sin embargo, desde septiembre de 2014 cumplía su condena bajo arresto domiciliario debido a los problemas de salud que comenzaron a aquejarle en prisión.

El presidente de la Asamblea Nacional y líder de la oposición, Juan Guaidó, dijo que Simonovis había sido liberado.

El comisario Iván Simonovis hoy está libre producto de ese proceso de la Operación Libertad que estamos llevando a cabo, había recibido un indulto lamentablemente no ejecutado el 30 de abril de este año, pero hoy está en justa libertad”, dijo Guaido durante un acto en Caracas.Saltar las recomendacionesQuizás también te interese

“Preso político”

Guaidó se juramentó como “presidente encargado” de Venezuela el pasado 23 de enero, alegando que el mandatario Nicolás Maduro estaba usurpando el poder tras haber sido reelecto en unos comicios cuestionados.

Maduro acusa a Guaidó de intentar dar un golpe de Estado.

La información de la evasión de Simonovis, quien era custodiado por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y de la policía, se conoció este jueves en la mañana mediante un tweey de su esposa Bonny Pertiñez

@bonypertinezh

Bony Pertiñez de Simonovis@bonypertinezh

No estoy en mi casa, vecinos me informan que la calle de acceso está cerrada. En este preciso momento no tengo ninguna información sobre el paradero de mi esposo @simonovis Durante días el Sebin ha estado amenazándolo con regresarlo a la cárcel2.6648:08 – 16 may. 2019Información y privacidad de Twitter Ads4.817 personas están hablando de esto

Su esposa, Bony Pertiñez de Simonovis, dijo temprano en la mañana a través de redes sociales que no sabía dónde estaba su esposo y expresó su preocupación de que hubiera sido trasladado de vuelta a prisión.

Horas más tarde, Pertiñez retuiteó un mensaje de Guaidó en el que informaba sobre la liberación de su esposo.

Este jueves por la mañana, efectivos del Sebin tomaron la calle donde queda la residencia de Simonovis en Caracas y detuvieron a 11 trabajadores de medios de comunicación que acudieron al lugar a cubrir la noticia, según denunció el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa.

La oposición venezolana y varias ONG consideran a Simonovis como un “preso político”.

Junto al de Leopoldo López, el líder y fundador del Partido Voluntad Popular que salió de su arresto domiciliario durante el fallido “levantamiento” del pasado 30 de abril, el de Simonovis es uno de los casos más conocidos ocurridos en Venezuela en lo que va de siglo.

La calle donde queda la residencia de Simonovis en Caracas fue tomada este jueves por el Sebin.
Image captionLa calle donde queda la residencia de Simonovis en Caracas fue tomada este jueves por el Sebin.

Simonovis era comisionado de seguridad de la Alcaldía Mayor de Caracas, entonces controlada por la oposición, durante la crisis de 2002 que desembocó en el breve derrocamiento del presidente Chávez y fue considerado responsable de la llamada masacre de puente Llaguno ocurrida el 11 de abril.

Ese día murieron 19 personas cuando una marcha no autorizada de la oposición chocó con simpatizantes del gobierno en las cercanías del palacio presidencial. El evento detonó una serie de pronunciamientos militares desconociendo la autoridad de Chávez.

Junto a otros altos jefes y funcionarios policiales fue sometido a un polémico juicio que concluyó en 2009 con una condena a 30 años de prisión por “complicidad correspectiva” por el fallecimiento de dos ciudadanos, Erasmo Sánchez y Rudy Urbano Duque.

El tribunal no se pronunció sobre la muerte de las otras 17 personas que fallecieron en esos mismos hechos.

Antes y durante el proceso judicial, los abogados de Simonovis alertaron sobre el grave deterioro de su estado de salud. De acuerdo con sus médicos estaba aquejado por 19 enfermedades de distinta gravedad.

En 2013, la organización de defensa de derechos humanos Amnistía Internacional abogó por él y, luego, la oposición incluyó su liberación por razones humanitarias como uno de los requisitos para sentarse a dialogar con el gobierno en 2014.

Durante las protestas iniciadas en febrero de ese año, Maduro llegó a decir que la liberación de Simonovis “no era negociable”. Sin embargo, unos meses más tarde el gobierno accedió a concederle el arresto domiciliario.

Fuente: BBC Mundo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *