Incapacidad del oficialismo genera el 5 apagón en 5 meses en Venezuela

Un apagón masivo, el quinto en menos de cinco meses, ha vuelto a dejar sin luz este lunes a gran parte de Venezuela. Los cortes de electricidad, que comenzaron a registrarse entre las cuatro y media y las cinco de la tarde, afectan a Caracas y al menos a 18 de los 23 Estados del país. El fallo ha sumido nuevamente a millones de personas en el caos. Las autoridades han suspendido el servicio de metro en la capital, donde las calles, sin semáforos en funcionamiento, han colapsado debido a las miles de personas que buscaban volver a sus casas antes del atardecer. La falta de luz ha repercutido también en las comunicaciones telefónicas y en la conectividad.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha achacado, como en anteriores ocasiones, la falta de suministro a causas externas. El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, ha atribuido lo sucedido a un “ataque de carácter electromagnético”, sin especificar en qué consiste. Ha afirmado que se ha tratado de un intento de afectar “el sistema de generación hidroeléctrica de Guayana, principal proveedor de este servicio en el país”. Las autoridades, ha añadido, están trabajando para restablecer el servicio. “La fuerza trabajadora está abocada en la restitución del sistema”, ha asegurado el ministro de Energía Eléctrica, Freddy Brito. A las diez de la noche, según la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), “fueron recuperados parcialmente sectores” de cinco Estados.

El pasado 7 de marzo, un fallo en una represa dejó sin corriente a Caracas y a 22 Estados durante casi una semana. El aparato chavista culpó entonces a la oposición y a la Administración de Donald Trump de un intento de desestabilización y llegó a hablar de “guerra eléctrica”.  Sin embargo, los cortes se han convertido en una suerte de rutina en Venezuela. La gestión del servicio lleva años funcionando en condiciones de máxima precariedad. Con la excepción de Caracas, donde el último gran apagón se registró el 10 de abril, hay Estados enteros que conviven a diario con la falta de luz. Maracaibo, un tiempo capital petrolera de América, es la ciudad más afectada.

Fuente: El País/Francisco Manneto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *