Cierre de Directv en pone a prueba la reacción del venezolano

Dos analistas sociales consultadas por El Diario explican las implicaciones que tendrá en el país la abrupta salida de la empresa de capital estadounidense AT&T , propietaria de Directv la cual tenía 50% del mercado nacional de la televisión por suscripción.

En este contexto de confinamiento obligatorio producto de la pandemia Covid-19, el venezolano cuenta con una opción menos de entretenimiento y se aísla aún más del mundo. Ambas profesionales aportan elementos de análisis de esta situación.

Para Iria Puyosa, investigadora en control político de la información, el cierre de las operaciones de Directv tiene impactos en múltiples niveles del ecosistema de comunicación del país.

El impacto del cierre de las operaciones de Directv en el acceso que tiene la población venezolana a información y entretenimiento es similar al que tuvo el cierre de RCTV (que en 2007 tenía cerca del 50% del mercado de televisión abierta y también era la opción preferida por los sectores populares)”, informó para El Diario.

—¿Tiene cifras de posicionamiento de mercado de Directv?

—Directv es el principal proveedor de televisión por suscripción en Venezuela, con un estimado de 44% del mercado nacional. Según la empresa, tiene 2.300.000 suscriptores; un estimado de 10.000.000 de personas.

Además, es el proveedor con mayor capacidad de servicio en zonas con problemas de infraestructura como los barrios en áreas urbanas y en zonas rurales en donde no hay ni señal de TV abierta, ni infraestructura para televisión por cable.

—¿Qué alternativa se presenta al venezolano de escasos recursos que tenía ese servicio y que no contaba con telefonía fija que proporcione banda ancha y eventualmente la suscripción Netflix o a cualquier plataforma de programación?

—En el actual contexto socio-económico y con la falta de infraestructura de cable en el país, una proporción importante de los actuales suscriptores de Directv simplemente se quedarán sin acceso a información y entretenimiento. Los otros proveedores de televisión por suscripción en Venezuela no tendrán capacidad para absorber a los clientes de Directv debido a la insuficiencia de la infraestructura para la televisión y la falta de equipos de recepción para TV satelital.

—¿Habrá manifestaciones callejeras por esta suspensión de un servicio de tanto arraigo en sectores populares?

—No se repetirán en esta ocasión las multitudinarias manifestaciones que provocó el cierre de RCTV. Se ha ido perdiendo en la población la capacidad de movilizarse para demandar acceso a la información. Además, en un contexto en que la infraestructura de servicios para la vida, como el agua potable y el gas doméstico, está siendo desmantelada la población tiene otras urgencias por la cuales manifestar.

La misma falta de canales de información hará que en muchos hogares tarden días en enterarse de que la empresa Directv se vio forzada a cerrar sus operaciones por presiones políticas; pensarán que es una falla de servicio en su sector. En la medida de sus posibilidades, la gente se moverá a Internet o a la radio.

—¿Cómo califica la oferta de programación de la TV venezolana? ¿Representa una opción para el venezolano que no tenga acceso a otras empresas por cable?

—Es una TV con contenidos de muy baja calidad, lejos de la edad de oro de la TV venezolana, que ocurrió entre mediados de los años 70 y principios de los 90. No resulta atractiva para las audiencias que han disfrutado de contenidos de calidad internacional.

—¿El venezolano cada día estará más aislado del mundo? ¿Vendrán a Venezuela alternativas como las que se ven en Cuba en donde hay un mercado de antenas y de servicios de TV satelital informal?

—Es posible que se generen en Venezuela alternativas de distribución de contenidos de información y entretenimiento como  el “paquete semanal” de Cuba.

—¿Cómo aumentará el poder del régimen de Nicolás Maduro desde el punto de vista comunicacional si se siguen cerrando opciones de TV por cable? ¿Se refuerza el concepto de telefonía comunicacional entonces?

—Sí, la hegemonía comunicacional puede pasar a la telefonía comunicacional.

WhatsApp va a concentrar la oferta de noticias en Venezuela, algo muy peligroso, dado lo fácil que es introducir contenidos de desinformación en ese canal”, detalló.Comparte en   

—¿ Movistar, Inter y demás plataformas privadas harán inversiones en Venezuela para tratar de superar la ausencia de Directv?

—No. No harán inversiones en este contexto socio-económico.

Prevén incremento de los niveles de angustia

La doctora de Ciencias Políticas y docente de la Universidad Central de Venezuela, Mirla Pérez, considera que la noticia del cese de las actividades de Directv en Venezuela, “nos agarra a todos desprevenidos. Por un lado, tenemos que las señales de telefónica están muy mal, están funcionando muy mal y por el otro lado, el Internet”.

La académica explica a El Diario que maneja información en relación con el trabajo de una empresa de las denominadas cupleteras que reproduce la señal de Directv en algunos sectores de Petare, en Caracas. Este tipo de empresas van a verse afectadas con el corte de la señal de la empresa estadounidense. “En esa comunidad hay un segmento numérico de gente que utiliza la señal libre porque no tienen recursos para pagar un servicio de cable aun cuando Directv era un servicio con precios accesibles”, dijo.

¿De qué manera impacta este cese de operaciones en la sociedad venezolana?

—Impacta sobre todo en materia de entretenimiento. Hace mucho tiempo en Venezuela las noticias no se buscan en la televisión, de hecho, uno conversa con la gente y en nuestras investigaciones también lo podemos comprobar, la manera de informarse es por vía de las redes sociales, por vía de lo que ocurre en la inmediatez, portales de noticias. El que quiera conocer qué está ocurriendo va hacia los lugares que tiene que ver con los periódicos que son los portales de noticias y las redes sociales. El consumo de televisión satelital o por cable es fundamentalmente para entretenimiento;  esto (el cierre)  va a tener un impacto importante.

— La empresa que se va tenía una atractiva programación para niños e incluso un canal educativo de 24 horas.

—En el Centro de Investigaciones Populares que lidero trabajamos con una comunidad en Petare, donde realizamos trabajo social: tenemos unos comedores, un centro juvenil, un tejido organizativo que apoya a la gente de la comunidad, y allí es un nicho importante para poder tener información y monitorear un poco. Pero el monitoreo que hasta ahora hemos hecho evidencia que el segmento más afectado son los niños. Tenemos relatos de niños que estaban viendo televisión y la pantalla se puso negra, ¿cómo se les explica a un niño la caída de la señal? y que además no tengan otra alternativa porque el Internet ya no es masivo. Y si tenían Directv no tienen acceso a la señal libre, hay un conjunto de cosas que van a afectar las relaciones internas de las familias.

En las comunidades está el tema del coronavirus (Covid-19), existe el peligro de la infección y también existe la delincuencia, este tipo de herramientas comunicacionales permitían tener al niño en la casa luego de haber terminado algunas tareas. Sería interesante hacer una observación, ya la escuela pública cesó de enviar tareas a los muchachos, es decir, en estos momentos los que están en la educación pública están totalmente desocupados, la gran interrogante es ¿qué van a hacer a partir de este momento que ya no tienen el medio para para entretenerse?

—Está el tema de cómo manejar la ansiedad. 

—En efecto. En esta situación de confinamiento obligatorio se presentan situaciones que se suman a las fallas graves que presentan los servicios públicos en el pais: Internet, telefonía, distribución de gas o agua.

Leave a Reply

Shares