Decenas de oficiales del Servicio Secreto están en cuarentena por COVID-19