Llegó a Colombia ayuda de EEUU que salió de Miami y que aspiran ingresar a Venezuela


Tres aviones militares de Estados Unidos que transportan unas 180 toneladas de insumos médicos y alimentos para ayudar a los venezolanos aterrizaron este sábado en la ciudad fronteriza de Cúcuta, una nueva avanzada de los esfuerzos de la administración de Donald Trump por responder a la crisis humanitaria en Venezuela y apoyar a la oposición del régimen chavista.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) y el Departamento de Estado coordinaron el envío del cargamento, transportado en tres aviones militares desde la base aérea de Homestead, en el sur de la Florida. Los aviones C-17 llegaron a la ciudad fronteriza colombiana en la tarde, donde fueron recibidos por el director de la USAID, Mark Green, y representantes designados por Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional, reconocido como presidente interino por EEUU y cerca de 60 países.

Funcionarios de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) y representantes del gobierno del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, reciben ayuda humanitaria en Cúcuta, Colombia, cerca de la frontera con Venezuela.por

Trump tiene planeado tratar la crisis venezolana en un discurso en Miami el lunes.

Los tres aviones cargan alrededor de 180 toneladas de ayuda humanitaria. Los vuelos continuarán la semana que viene, dijo a el Nuevo Herald Steve Olive, administrador asistente para América Latina de la USAID. El Nuevo Herald fue uno de los pocos medios que llegaron a bordo de uno de los vuelos.

La ayuda estadounidense ha ido principalmente a Cúcuta, pero “se están coordinando planes para que una parte vaya también a Curazao”, dijo.

Olive dijo que la USAID tiene planes de participar y supervisar la entrega de la ayuda, “una vez que sea seguro”. Funcionarios de esa agencia están coordinando diariamente con el equipo de Guaidó, quien está organizando las vías de distribución e identificando los grupos dentro de Venezuela que pudieran participar en estos esfuerzos. Pero estos grupos “tienen miedo de ser identificados por el régimen de Maduro. Y es por lo cual Maduro y los militares deben echarse a un lado” y permitir la entrada de la ayuda humanitaria, agregó.

Mark Green, director de USAID en una reunión de coordinación de la entrega de ayuda humanitaria con funcionarios de EEUU, Colombia y diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela, en un almacén cercano al puente binacional Tienditas en Cúcuta.por

En una reunión el sábado con funcionarios colombianos y diputados de la Asamblea Nacional en uno de los almacenes con donativos de EEUU, el director de la USAID Mark Green dijo que la ayuda humanitaria era en una última instancia una solución personal.

“El problema es Maduro y sus aliados, que deben echarse a un lado”, dijo.

La entrega de ayuda humanitaria internacional a los venezolanos se ha convertido en la prueba de fuego para Guaidó. En una conferencia internacional celebrada en Washington el viernes, sus representantes anunciaron el compromiso de varios países para recaudar $100 millones. Estados Unidos ha destinado cerca de $140 millones para apoyar a países como Colombia, Perú, Ecuador y Panamá, entre otros, que han dado refugio a más de tres millones de venezolanos que han huido del país en busca de alimentos, medicamentos y trabajo.

Un día después de que Guaidó asumiera las funciones de la presidencia en enero, el secretario de Estado Mike Pompeo anunció $20 millones adicionales en ayuda humanitaria y habrá más, según dijo en la conferencia Elliot Abrams, enviado especial para Venezuela del Departamento de Estado.

El envío incluye alimentos nutricionales de alta energía para tratar a aproximadamente 3,500 niños desnutridos durante dos meses. También contiene kits de higiene con pasta de dientes, toallas sanitarias, jabón y otros productos de higiene personal. La ayuda que ya se encuentra en Cúcuta incluye kits de emergencia médica, además de productos alimenticios y sanitarios.

Ayuda adicional está lista para ser enviada desde Miami y Houston, dijeron las autoridades. Está programado que se realice una colecta desde las 10 a.m. hasta las 5 p.m. este domingo en 11421 NW 107th Ave., en Doral.

Lester Toledo, representante designado por Guaidó para la distribución de la ayuda humanitaria, dijo que la ayuda llegará a Venezuela desde tres puntos de acopio: Roraima, Brasil; Cúcuta, Colombia y Curazao. La ayuda llegará desde esa isla caribeña al estado de Falcón en Venezuela, en una flotilla de barcos.

Toledo dijo estar conmovido por el “tsunami de ayuda humanitaria” que la comunidad internacional y Estados Unidos han organizado.

Según Toledo, el plan de distribución dentro de Venezuela incluye a una comisión de la Asamblea Nacional, varias iglesias, las ONG y un grupo de voluntarios que ofrecerían sus medios de transporte para distribuir la ayuda por todo el país. La comisión de la Asamblea ya hizo un estudio previo sobre cuáles son los medicamentos más necesitados y qué hospitales deben recibir primero la asistencia humanitaria. La oposición tiene previsto usar las redes de comedores de las iglesias para la distribución de los alimentos.

Según información de la USAID, el dinero destinado al apoyo de los países fronterizos que han acogido a los refugiados se ha canalizado a sostener comedores, vacunar a 300 venezolanos diariamente, ofrecer tratamiento médico y comprar alimentos, entre otras iniciativas. La ayuda humanitaria que EEUU está almacenando en Colombia incluye alimentos fortificados, cajas de primeros auxilios y artículos de higiene personal.

El representante designado por Juan Guaidó para coordinar la entrega de ayuda humanitaria en Venezuela, Lester Toledo, espera que el cargamento enviado por Estados Unidos desde Florida ayude a que otras potencias se sumen a los esfuerzos de ayuda.por

Nicolás Maduro, quien también se considera al mando del país, ha impedido la entrada de la ayuda humanitaria aduciendo que se trata de una excusa para intervenir militarmente en el país. La vicepresidenta Delcy Rodríguez dijo que la ayuda que ha enviado EEUU y que se está acumulando en Cúcuta y otros centros de acopio “viene contaminada y envenenada, es cancerígena”.

Para mostrar que Venezuela no necesitaba medicamentos, pese a su grave escasez en el país, el ministro de Salud Carlos Alvarado anunció la llegada el miércoles de más de 900 toneladas de productos médicos procedentes principalmente de China y Cuba.

Pero Guaidó y la oposición han prometido que el 23 de febrero la ayuda entrará en el país.

El sabado, Green no discutió cuál sería la respuesta de EEUU si los planes para distribuir la ayuda fallan. “Como dice el presidente Trump, todas las opciones están sobre la mesa pero no estoy al tanto de ningún plan en particular”.

Gaby Arellano, diputada de la opositora Asamblea Nacional dijo que algunas personas habían mencionado la posibilidad de que los convoys de ayuda humanitaria fueran asaltados por venezolanos desesperados.

“Les puedo asegurar que el pueblo venezolano va a dar una lección de civismo sobre la que deberá escribirse en inglés y en español.”

Fuente: El Nuevo Herald/Nora Gámez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *