Mujer de 99 años recibe una carta de amor perdida en 1941

Cuando Phyllis Ponting, de 99 años, en su casa en el pueblo de Devizes, en el sudoeste de Inglaterra, abrió aquel sobre enseguida reconoció la letra de Bill Walker, su prometido en 1940, y se dio cuenta que era la carta que había estado esperando durante toda su vida. Llegaba con 77 años de retraso y era la respuesta a la carta que ella le envió aceptando la propuesta de matrimonio que él le había hecho desde la India británica, donde Bill estuvo destinado durante la segunda guerra mundial.

Phyllis siempre interpretó el silencio de Bill como la señal de que se había repensado su propuesta. Se escribían dos y tres cartas por semana y, de repente, dejó de responder a sus misivas. Bill, de 22 años, integró el primer batallón del Regimiento de Whiltshire de las Fuerzas Armadas británicas y fue destinado a la India en septiembre de 1939, primero a Bangalore y luego a Madrás. Nunca regresó. Le dieron por desaparecido.

Ella lo estuvo esperando durante un tiempo, esperando la carta que confirmara su amor pero ésta nunca llegó y Phyllis acabó rehaciendo su vida y se casó con otro hombre con quien tuvo cuatro hijos. Y cuando falleció su marido se volvió a casar.

Alivio y felicidad
“Cariño, lloré de alegría cuando leí tu carta, no sabía qué hacer, tendrías que haber estado aquí para ver lo feliz que me hiciste cuando leí que aceptabas y que serías mía para siempre”, le escribía Bill en la carta perdida desde la tienda de campaña donde dormía. Phyllis, que ahora tiene 4 nietos y 7 biznietos, explica que sintió un alivio y una felicidad enormes cuando recibió la visita de un programa de la BBC que buscaba a la persona escondida tras el nombre de “Phyll” a quien escribía un soldado enamorado.

Más tarde el Museo Postal de Londres le entregó la carta . “Si Bill hubiera sobrevivido, habría venido a buscarme y nos habríamos casado porque estábamos muy enamorados”, expresó.

La carta fue encontrada en el 2013 en un barco hundido en el océano Atlántico descubierto por arqueólogos submarinos buscadores de plata. El barco era el ‘SS Gairsoppa’, un mercante de vapor de 125 metros de eslora que partió de Calcuta el 5 de diciembre de 1940 destino a Liverpool cargado con 48 toneladas de plata para financiar la guerra y con la carta de Bill Walker a su amada.

El ‘SS Gairsoppa’ fue torpedeado por un submarino alemán el 16 de febrero de 1941 en la costa irlandesa. Con los lingotes se hundió la misiva a 4.300 metros de profundidad, más hondo que el ‘Titanic’. 83 de los 84 tripulantes fallecieron en el naufragio.

Durante las tareas de exploración recuperaron 1.2000 lingotes de plata y también 12 fardos con 700 cartas perdidas de soldados destinados en India durante la segunda guerra mundial que nunca llegaron a su destino. Las 700 cartas, la mayoría de ellas de amor, fueron restauradas por científicos del Museo Postal de Londres.

Conservadas en buen estado
Se conservaron porque se mantuvieron sin oxígeno y sin luz en el fondo del océano durante siete décadas. La carta a Phillys y las otras 700 se muestran en la exposición ‘Voces desde las profundidades’ en los túneles del Museo Postal de Londres.

De repente, a punto de cumplir los 100, Phyllis abrió aquella carta que le entregó un empleado del Museo Postal y se estremeció al ver que era de aquel nombre callado durante 77 años y que iba dirigida a la señorita Aldridge, su apellido de soltera, en el número 16 de Wharf Street, la vieja casa de sus padres en Devizes.

Y leyó la letra vigorosa de su primer amor expresándole su felicidad por haber aceptado casarse con él: !”Mi precioso amor, le escribo a la persona que más adoro y más amo con todo mi corazón, soy muy feliz y me encantaría compartir mi felicidad contigo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *