OMS: 40% de fumadores mueren de cáncer pulmonar

La Organización Mundial de la Salud advierte que más del 40 por ciento de los fumadores en todo el mundo mueren de enfermedades pulmonares, como el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la tuberculosis. La advertencia llegó previo al Día Mundial Sin Tabaco, el viernes, con el tema “No dejes que el tabaco te quite el aliento”.

La Organización Mundial de la Salud dice que al menos ocho millones de personas mueren anualmente por consumo de tabaco y que 3,3 millones de usuarios morirán de enfermedades relacionadas con los pulmones. Este número incluye a personas expuestas al humo de segunda mano, entre ellos más de 60.000 niños menores de cinco años que mueren de infecciones respiratorias bajas debido al tabaquismo pasivo.

Vinayak Prasad, director interino del Departamento de Prevención de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, dice que el costo económico global del consumo de tabaco es de $ 1,4 billones. Esto se debe a gastos en salud, pérdida de productividad por enfermedad y otros gastos derivados de enfermedades relacionadas con el hábito de fumar.

“Lo que vemos también es que si las personas que fuman, casi el 20 por ciento del mundo está fumando, si dejan de fumar, algunos de los beneficios realmente llegan muy rápido, especialmente las enfermedades pulmonares. Dentro de dos semanas, las funciones pulmonares en realidad comienzan a normalizarse “, dijo.

La Organización Mundial de la Salud informa que, a escala global, la prevalencia del consumo de tabaco ha bajado del 27 por ciento en 2000 al 20 por ciento en 2016 pero que el número de consumidores de tabaco en todo el mundo se ha mantenido estable en 1.100 millones debido al crecimiento de la población.

Kerstin Schotte, oficial técnico de la OMS en el mismo departamento que Prasad, observa una disminución más pronunciada en la prevalencia del hábito de fumar en los países más ricos, en comparación con los más pobres.

La Organización Mundial de la Salud recomienda una serie de medidas efectivas y de bajo costo que los países pueden adoptar para reducir el consumo de tabaco.

Estos incluyen la creación de entornos libres de humo, que impone la prohibición de todas las formas de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

La OMS también sugiere poner un alto impuesto a la venta de cigarrillos y otros productos de tabaco para que sean inasequibles para muchos, especialmente para los jóvenes.

Fuente: Voa News.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *