Piden autorización para emitir licencias de conducir a indocumentados en Nueva York

Crece la presión para que la legislatura de Nueva York avance el programa que entregaría licencias de conducción a indocumentados en todo el estado.

Una coalición de inmigrantes y activistas se manifestó este martes en Albany, sede del Gobierno del estado de Nueva York, para pedir que se apruebe este vital proyecto de ley.

La propuesta de ley, presentada por el asambleísta Marcos Crespo y el senador Luis Sepúlveda, está a la espera de recibir el respaldo de las dos cámaras legislativas, cuya sesión finaliza a mediados de junio, lo que preocupa a los inmigrantes que dependen de un coche para trabajar o desplazarse.

“Las licencias de conducir son necesarias para familias como la mía. En Long Island y a través del estado hay áreas donde conducir se convierte en la única opción porque no podemos confiar en el sistema público de transporte para ir al trabajo o llevar a nuestros niños a sus citas médicas”, aseguró Silvia García, residente de Long Island y miembro de la organización proinmigrante Se Hace Camino Nueva York.

“Los inmigrantes de Nueva York han esperado por mucho tiempo, necesitamos que la legislatura del estado tome acción ahora”, afirmó García en un comunicado de la “Coalición Luz Verde” que convocó la protesta de hoy.

Doce estados, Puerto Rico y el distrito de Columbia ya han otorgado licencias de conducir a indocumentados.

Para el asambleísta Crespo, el tiempo para restaurar el privilegio de conducir a los residentes que no son ciudadanos “es ahora”, dijo Crespo en referencia a que los indocumentados podían conducir en este estado.

Pero, en el 2002, un año después de los atentados terroristas del 11S, el gobernador George Pataki impuso el requisito de presentar el documento del seguro social para sacar o mantener la licencia de conducir, lo que llevó a que miles perdieran el permiso.

“Esta legislación hará las carreteras más seguras para todos los neoyorquinos. Además aumentará significativamente los ingresos para nuestro estado y reducirá el coste del seguro (de los coches) para todos los conductores”, afirmó.

Aunque resta poco tiempo para que concluya la sesión legislativa, antes de que comience el periodo de vacaciones, aún no hay fecha para votar el proyecto ni el gobernador Andrew Cuomo ha pedido a los legisladores que lo incluyan en la agenda.

Por su parte, el senador Sepúlveda aseguró que el proyecto de ley es “sin lugar a dudas una de las cosas correctas que hay que hacer para Nueva York, con carreteras más seguras, comunidades más fuertes y más unidas y un auge económico”.

Destacó que los inmigrantes indocumentados aportan más de mil millones de dólares al año a la economía del estado y que de aprobarse el proyecto, esa cantidad aumentará con la creación de más empleos, mejores salarios y millones de dólares en ingresos locales y estatales.

En un editorial el pasado abril, el periódico New York Times apoyó la legislación y destacó que se calcula que en Nueva York viven 750,000 indocumentados, lo que suponía más del 5 % de la fuerza trabajadora del estado en 2016, de acuerdo con el Pew Research Center.

Fuente: Agencia EFE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *