Representantes de EEUU aprueban TPS para venezolanos pero Trump lo puede vetar

 La Cámara de Representantes aprobó el jueves un proyecto de ley que pretende otorgar Estatus de Protección Temporal contra la deportación a miles de venezolanos residentes en Estados Unidos.

La iniciativa recibió 272 votos a favor y 158 en contra durante un debate que requería una mayoría simple para su aprobación. El mismo texto naufragó esta semana cuando 154 republicanos votaron para oponerse durante un debate en el que se requería el apoyo de dos tercios de los 435 representantes.

Los 158 votos en contra del jueves fueron republicanos, mientras que 39 legisladores de ese partido votaron a favor.

Un proyecto de ley equivalente no ha prosperado desde que fue presentado en el Senado en febrero pasado.

El Departamento de Seguridad Nacional es el organismo que, por lo general, concede el TPS (siglas en inglés del Estatus de Protección Temporal) a ciudadanos de países afectados por desastres naturales o conflictos armados, permitiéndoles permanecer en Estados Unidos hasta que su país de origen se recupere.

La Oficina Presupuestaria del Congreso estima que este proyecto de ley beneficiaría a cerca de 200.000 venezolanos que viven en territorio estadounidense.

Los venezolanos podrían obtener el TPS, y su respectivo permiso de trabajo válido por 18 meses, si han permanecido de manera ininterrumpida en Estados Unidos desde que la medida entre en vigor y pagar 380 dólares al presentar una solicitud.

El legislador Doug Collins, el principal republicano en la comisión judicial, expresó su rechazo a la propuesta, alegando que fallos judiciales recientes han impedido al gobierno del presidente Donald Trump ponerle fin a la designación de TPS para ciudadanos de varios países.

“No deberíamos garantizar que la renovación sea automática”, dijo Collins. “Si no hacemos eso, podemos seguir con el mismo sistema fallido para designar TPS”.

El republicano Mario Díaz Balart, un patrocinador del proyecto de ley, exhortó a sus copartidarios a apoyarlo.

“Esto no debe confundirse con los problemas relacionados a inmigración”, dijo Díaz-Balart. “Esto es para abordar el caso específico de los venezolanos que sufren bajo este régimen opresor, y no debemos enviar gente de vuelta” a Venezuela.

Estados Unidos fue uno de los primeros países en reconocer al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, con el argumento de que el presidente Nicolás Maduro se reeligió de manera fraudulenta en 2018.

Fuente: AP

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *