Senado de EEUU aprueba fondos para frontera con México

El Senado de Estados Unidos y su mayoría republicana aprobaró una propuesta bipartidista de 4.600 millones de dólares para entregar ayuda a la frontera con México antes de que el gobierno federal se quede sin fondos para el cuidado de miles de familias migrantes y niños no acompañados.

La medida es similar a una aprobada la víspera por la Cámara de Representantes con escaso respaldo de los republicanos. Esa medida contiene más restricciones que la versión del Senado sobre la manera en que el gobierno de Donald Trump puede usar el dinero, lo que no deja claro el próximo paso.

Los líderes del Congreso esperan poder enviarle a Trump una medida conciliada antes de que los legisladores salgan para un receso por el feriado del 4 de julio.

Trump y la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, hablaron de las propuestas el miércoles.

Pelosi llamó a Trump el miércoles por la tarde. “Hay ciertas mejoras que pensamos pueden ser conciliadas”, dijo Pelosi a reporteros. A la pregunta de si la cámara baja aprobaría la propuesta del Senado y se la enviaría a Trump, Pelosi dijo: “No”.

Al salir de la Casa Blanca con rumbo a Japón, Trump dijo que aprobar la medida era urgente.

“Estamos avanzando muy bien con una propuesta bipartidista en el Senado”, dijo Trump. “Está muy avanzada y pensamos que la Cámara se va a reunir con el Senado para finalizarla. Es humanitaria. Es muy importante”.

La votación en el Senado se produce menos de 24 horas después de que la Cámara de Representantes aprobó un paquete de ayuda de emergencia de 4.500 millones de dólares para miles de familias migrantes y niños no acompañados detenidos tras cruzar la frontera desde México. La aprobación requirió cambios de último minuto e intensas presiones de los líderes demócratas.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, fustigó la propuesta de la Cámara de Representantes.

“Es una propuesta que no va a ninguna parte, llena de cosas que el presidente ha indicado que va a vetar”, dijo McConnell.

La Casa Blanca ha dicho que Trump vetaría la versión de la Cámara de Representantes, que incluye restricciones a la agencias de inmigración de EE.UU. y no incluye fondos adicionales para el Departamento de Defensa y para empleados de ICE, la rama investigativa del Departamento de Seguridad Nacional, que se encarga de hacer cumplir las leyes de inmigración y aduanas.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, dijo que los demócratas propondrían cambios a la legislación del Senado el jueves, y el portavoz Drew Hammill dijo que planeaba impulsar rápidamente la medida enmendada en la Cámara de Representantes.

Eso aún dejaba dudas sobre si el Senado y Trump aceptarían las revisiones y qué tan rápido podría actuar el Senado.

“Oramos para que la Casa Blanca y el Senado se unan a nosotros para abrazar a los niños y satisfacer sus necesidades”, dijo Pelosi en una declaración escrita después de reunirse en privado con otros demócratas de la Cámara.

La declaración de Pelosi pedía la inclusión de disposiciones que establecieran estándares de cuidado para los niños y limitaran el tiempo que podrían permanecer detenidos. Evitarían que Trump transfiriera el dinero del proyecto de ley a los programas que el Congreso no aprobó específicamente, ajustará los requisitos de presentación de informes y permitirá que los legisladores visiten las instalaciones de inmigración sin previo aviso.

El Congreso planea dejar Washington en unos pocos días durante un receso del 4 de julio de una semana, y la presión es intensa para cerrar la legislación antes de esa fecha. La falta de acción podría generar una rápida reprimenda política y acusaciones de ignorar la difícil situación de los niños inmigrantes inocentes que viven en instalaciones federales superpobladas, a menudo inadecuadas.

El líder mayoritario Mitch McConnell, republicano por Kentucky, criticó el proyecto de ley de la Cámara de Representantes el miércoles.

“Tuvieron que arrastrar sus billetes hacia la izquierda para ganar el apoyo de la mayoría de los demócratas”, dijo McConnell. “Como resultado, la Cámara de Representantes no ha avanzado mucho hacia la creación de una ley, solo más teatro de resistencia”.

Cuando le preguntaron el miércoles si está dispuesto a agregar algo del lenguaje buscado por la Cámara baja, McConnell dijo: “Estamos trabajando para terminar esta semana y entregárselo al presidente”.

El Senado rechazó el proyecto de ley de la Cámara de Representantes por 55-37.

Fuente: Voa News.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *